El secreto de la procrastinación

Es difícil de pronunciar (incluso de leer), pero esta palabra existe y aunque no la utilices en tu vocabulario, seguramente utilizas su significado todos los días. ¿En qué consiste? Veamos la definición y algunos trucos para dejar de hacerlo (o por lo menos mejorar significativamente).

La procrastinación,​ postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones mas irrelevantes o agradables. ¿Perdón? En otras palabras es buscar excusas para no hacer lo que tenemos que hacer, sino lo que nos apetece hacer.

felipe-procrastinacion

Tengo que confesar que hasta hace muy poco yo podría haber sido la definición viviente de procrastinación. ¿Te suena de algo lo de no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy? He utilizado la excusa de hacerlo mañana toda mi vida (como he confesado en otros post me he convertido con el tiempo en una fabrica de excusas).

¿Sabes lo que sucede cuando le das una buena idea a un procrastinador?….. Nada, no sucede nada. – Anónimo.

Después de años de dejar todo para el último momento, ¿cómo dejar de procrastinar? No te va a gustar nada la respuesta (ya aviso) pero la mejor manera de dejar de procrastinar es HACER. Así de sencillo, la manera de vencer este mal hábito es la ACCIÓN. No pararte a pensar qué tienes que hacer (en el fondo ya lo sabes), sino hacerlo directamente.

Mafalda-procrastinar

Como todo hábito se puede cambiar (estas con las buenas noticias), sólo necesitas un poco de práctica y bastante fuerza de voluntad. Me temo que es una de esas cosas que hay que ejercitar todos los días de tu vida para no perder la costumbre.

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro. Voy de camino a casa y sé que debería hacer la cena (comida sana, mmm), pero estoy cansada así que en el tren voy pensando (mala señal), «¿por qué no pedir pizza hoy? Total, me la merezco, ya mañana como sano». Te va a salir más barato y más sano parar en el supermercado para comprar y cocinar (a parte de sentirte mucho mejor contigo).

Otro ejemplo sería el deporte. “Ya empezaré mañana si total ya tengo unos kilos de más, que más da un día que otro” (créeme muchos días tomando está decisión se notan) ¡No pienses! Ponte las zapatillas, los cascos con tu música favorita y sal a correr (o andar, que tampoco hay que morir en el intento).

Lo que se aplaza, no se evita. Tomás Moro.

Aquí van cinco trucos para dejarlo para siempre.

1. Conócete a ti mismo

Conoce los hábitos que te impiden realizar tus tareas para comprender mejor la razón por la que lo dejas todo para más tarde. Es muy posible que necesites revisar tus objetivos (igual no te motivan lo suficiente o te los planteas de manera errónea).

2. Comparte tus objetivos y relaciónate con personas que te motiven.

Comprarte tus proyectos y sueños. Te ayudará a tener esa pequeña presión de no fallar. Busca personas emprendedoras, que te motiven, personas que consideres un ejemplo de lo que quieres conseguir y con las que tengas afinidad.

3. El tiempo es “ahora”.

El “momento perfecto” no existe, no esperes a que las cosas lleguen a ti, lucha por ellas. El momento perfecto es ahora. Toma la decisión y comienza lo antes posible. Lo difícil es ponerse a ello, porque el obstáculo está en nuestra actitud. Haz una lista de las tareas que debes terminar y comprométete a cumplirla.

4. El lugar es importante.

No aplaces las tareas sin necesidad. Elige un lugar donde trabajar que sea tranquilo, donde puedas concentrarte y llevar a cabo tus tareas. Como he mencionado antes, si es con personas que te motivan muchísimo mejor.

5. Premios y pequeños “castigos”

Programa las tareas que debes llevas a cabo pero reserva espacios para ti mismo. Premiarse cuando consigues objetivos o castigarte cuando no los cumplas es una buena forma de dejar de procrastinar.

Es mejor hacer pequeños progresos cada día, que todo lo humana posible en un sólo día. Haz cosas que puedas sostener. James Clear.

Alguna vez fallarás, pero es importante no quedarse parado y seguir aprendiendo y mejorando. No consiste en ser perfecto, sino en mejorar. Aunque es difícil, no es imposible. ¿Cuáles son tus claves para dejar de procrastinar? ¡Déjame un comentario!

Please follow and like us:
error

Razones para sonreír

Tengo la mala costumbre de sonreír cuando no sé que sentir. Nos cuesta mucho en general sonreír pero existen muchas razones por la que es bueno para nosotros.

Nunca dejes de sonreír, ni siquiera cuando estés triste, porque nunca sabes quien se puede enamorar de tu sonrisa. Gabriel García Márquez

Se necesitan 62 músculos para enfadarse y 26 para sonreír (tenemos 43 músculos faciales), por lo que haces mucho más esfuerzo para lo primero que para lo segundo. Sonreír es innato en el ser humano y lo vamos perdiendo con el paso de los años (los niños sonríen muchas más veces que los adultos).

Existen muchos tipos de sonrisas pero las dividimos en dos tipos: verdadera y falsa. Se diferencian en que con la verdadera las mejillas se levantan, se muestran los dientes y se forman arrugas en los lados de los ojos (dejad que os salgan patas de gallo, os quedan bien).

La más hermosa curva de una mujer, es su sonrisa. Bob Marley

Ahí van algunas de las razones por las que creo que debemos sonreír (estoy segura de que a ti se te ocurren más, ¿las compartirías en los comentarios?):

Es gratis. Sé que suena muy obvio, es que es gratis y parece que a algunas personas les cobren dinero por sonreír, así que no viene mal recordar que no nos cuesta nada.

Ser más feliz. Sonreír tiene un efecto muy positivo sobre ti mismo. Cuando algo nos alegra el cerebro ordena a los músculos de la cara que sonría. Pero de cierta forma también funciona al contrario, cuando sonreímos, el cerebro entiende que estas contento y tu estado emocional pasará a ser más positivo (te sentirás mejor automáticamente).

Provoca emociones positivas. Cuando sonreímos enviamos un potente mensaje a las personas que nos ven. Transmitimos ser una persona feliz, cercana, social y en la que se puede confiar. ¿Has sonreído alguna vez a alguien que no conocías y te ha devuelto la sonrisa? No lo sabes, pero cuando sonríes haces que los demás lo hagan también y se sientan mejor.

Genera confianza. Una sonrisa es una señal de que somos alguien en quien se puede confiar (una sonrisa verdadera). Si lo que quieres es mantener la distancia y parecer un borde no sonrías nunca (esto ya es una opción personal).

Nos hace más atractivos. Creo que todos somos conscientes de esto. Una sonrisa queda mucho mejor en tu cara. El resto de las personas nos encontrarán más atractivos. ¿Quién no ha sonreído para tontear con alguien?

Confunde. A la gente le sorprende cuando se porta mal contigo o están enfadados y tú les devuelves una sonrisa. Es definitivamente la mejor forma de confundir.

Mejorar la salud. Cuando sonreímos se liberan endorfinas, serotonina y otros analgésicos naturales que produce nuestro cuerpo (es como tomarse un medicamento natural de felicidad). También se reducen los niveles de hormonas causantes del estrés (adrenalina, cortisol y dopamina) y la disminución de la presión arterial.

Vivir más. Hay estudios que demuestran que hay una relación entre la sonrisa y vivir más años. Yo no sé si esto es real, pero por intentarlo que no quede ¿no?Seguramente tenga mucho que ver con tener una actitud positiva en la vida y por tanto disfrutar de la vida más.

Salva de momentos embarazosos. En estas situaciones embarazosas hace que los demás empaticen con nosotros (si te caes en la calle ya sabes que tienes que hacer).

Me dijeron que para enamorarla tenía que hacerla sonreír. El problema es que cada vez que sonríe, me enamoro yo. Bob Marley.

Y esto es un cotilleo… existe un estudio que demuestra que las personas que se inyecta Botox en las patas de gallo pierde la capacidad de sonreír con naturalidad y tiene más tendencia a deprimirse (sin ofender a nadie que le encante lo del botox).

Con motivo o sin motivo…. sonríe.

RAZONES PARA SONREIR!-2

Please follow and like us:
error
Go Top
A %d blogueros les gusta esto: