El secreto de la procrastinación

Es difícil de pronunciar (incluso de leer), pero esta palabra existe y aunque no la utilices en tu vocabulario, seguramente utilizas su significado todos los días. ¿En qué consiste? Veamos la definición y algunos trucos para dejar de hacerlo (o por lo menos mejorar significativamente).

La procrastinación,​ postergación o posposición es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones mas irrelevantes o agradables. ¿Perdón? En otras palabras es buscar excusas para no hacer lo que tenemos que hacer, sino lo que nos apetece hacer.

felipe-procrastinacion

Tengo que confesar que hasta hace muy poco yo podría haber sido la definición viviente de procrastinación. ¿Te suena de algo lo de no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy? He utilizado la excusa de hacerlo mañana toda mi vida (como he confesado en otros post me he convertido con el tiempo en una fabrica de excusas).

¿Sabes lo que sucede cuando le das una buena idea a un procrastinador?….. Nada, no sucede nada. – Anónimo.

Después de años de dejar todo para el último momento, ¿cómo dejar de procrastinar? No te va a gustar nada la respuesta (ya aviso) pero la mejor manera de dejar de procrastinar es HACER. Así de sencillo, la manera de vencer este mal hábito es la ACCIÓN. No pararte a pensar qué tienes que hacer (en el fondo ya lo sabes), sino hacerlo directamente.

Mafalda-procrastinar

Como todo hábito se puede cambiar (estas con las buenas noticias), sólo necesitas un poco de práctica y bastante fuerza de voluntad. Me temo que es una de esas cosas que hay que ejercitar todos los días de tu vida para no perder la costumbre.

Te pongo un ejemplo para que lo veas más claro. Voy de camino a casa y sé que debería hacer la cena (comida sana, mmm), pero estoy cansada así que en el tren voy pensando (mala señal), «¿por qué no pedir pizza hoy? Total, me la merezco, ya mañana como sano». Te va a salir más barato y más sano parar en el supermercado para comprar y cocinar (a parte de sentirte mucho mejor contigo).

Otro ejemplo sería el deporte. “Ya empezaré mañana si total ya tengo unos kilos de más, que más da un día que otro” (créeme muchos días tomando está decisión se notan) ¡No pienses! Ponte las zapatillas, los cascos con tu música favorita y sal a correr (o andar, que tampoco hay que morir en el intento).

Lo que se aplaza, no se evita. Tomás Moro.

Aquí van cinco trucos para dejarlo para siempre.

1. Conócete a ti mismo

Conoce los hábitos que te impiden realizar tus tareas para comprender mejor la razón por la que lo dejas todo para más tarde. Es muy posible que necesites revisar tus objetivos (igual no te motivan lo suficiente o te los planteas de manera errónea).

2. Comparte tus objetivos y relaciónate con personas que te motiven.

Comprarte tus proyectos y sueños. Te ayudará a tener esa pequeña presión de no fallar. Busca personas emprendedoras, que te motiven, personas que consideres un ejemplo de lo que quieres conseguir y con las que tengas afinidad.

3. El tiempo es “ahora”.

El “momento perfecto” no existe, no esperes a que las cosas lleguen a ti, lucha por ellas. El momento perfecto es ahora. Toma la decisión y comienza lo antes posible. Lo difícil es ponerse a ello, porque el obstáculo está en nuestra actitud. Haz una lista de las tareas que debes terminar y comprométete a cumplirla.

4. El lugar es importante.

No aplaces las tareas sin necesidad. Elige un lugar donde trabajar que sea tranquilo, donde puedas concentrarte y llevar a cabo tus tareas. Como he mencionado antes, si es con personas que te motivan muchísimo mejor.

5. Premios y pequeños “castigos”

Programa las tareas que debes llevas a cabo pero reserva espacios para ti mismo. Premiarse cuando consigues objetivos o castigarte cuando no los cumplas es una buena forma de dejar de procrastinar.

Es mejor hacer pequeños progresos cada día, que todo lo humana posible en un sólo día. Haz cosas que puedas sostener. James Clear.

Alguna vez fallarás, pero es importante no quedarse parado y seguir aprendiendo y mejorando. No consiste en ser perfecto, sino en mejorar. Aunque es difícil, no es imposible. ¿Cuáles son tus claves para dejar de procrastinar? ¡Déjame un comentario!

Please follow and like us:
error
Go Top
A %d blogueros les gusta esto: